Hergé y el Tíbet: Los sueños blancos

Moderador: pedrorey

Responder
Avatar de Usuario
Xifort
Allan Thompson (Rango 32º)
Allan Thompson (Rango 32º)
Mensajes: 1333
Registrado: 21 Abr 2007, 16:15

Hergé y el Tíbet: Los sueños blancos

Mensaje por Xifort » 09 Oct 2009, 21:46

Buenas noches.

Tengo la desagradable costumbre de, más o menos una vez al año, repartir entre amigos tintineros unos opúsculos, de hecho una especie de fanzines, que bajo el título genérico de "Los cuadernos de Xifort", sirven básicamente para envolver el bocadillo.

En otro post, en concreto en el que se habla de la Chronologie de Goddin, surgió el debate sobre la terapia psicológica que había seguido Hergé para superar su separación de Germaine.

En uno de los "cuadernos" que antes mencionaba, titulado "Hergé y el Tíbet", hay un capítulo dedicado esa terapia. Como el original está en catalán y me pareció de mal gusto colgarlo tal cual, le envié el texto al compañero Tontín en un mensaje privado, ya que él habla catalán.
Me convenció para que lo tradujese y lo colgase aquí. O sea, que toda la responsabilidad del ardor de estómago, insomnio, narcolepsia o dolor de cabeza agudo que os produzca esta lectura es del tal Tontín. La traducción ha sido bastante rápida, y puede haber algún fallo.

Así pues, y que no os pase "ná":

LOS SUEÑOS BLANCOS

Dejemos hablar al propio Georges Remi: “En aquella época yo sufría una crisis muy fuerte, i mis sueños eran casi siempre sueños blancos. Eran muy angustiosos. Yo tomaba notas, y recuerdo uno de ellos en el que me encontraba en una especie de torre costituida de tramos sucesivos. Caían hojas muertas que lo cubrían todo. En cierto momento, en una especie de alcoba de una blancura inmaculada, apareció un esqueleto completamente blanco que intentó cogerme. Y en ese mismo instante, a mi alrededor, el mundo se volvió blanco, blanco. Entonces huí, una huida deseperada.”

La interpretación jungiana de estos sueños, derivada de las sesiones psicoanalíticas a las que el autor se sometió, a cargo del suizo Frank Ricklin, hizo decir a Hergé unos años más tarde, en una entrevista con Numa Sadoul: “El Tibet coincide con un período de crisis que se tradujo, creo, con una simplificación. Puse en evidencia un sentimiento sencillo pero fuerte a la vez: la amistad. El combate del hombre contra sí mismo y contra los elementos hostiles. Todo esto en un paisaje de alta montaña, de nieve y hielo, que significa, simbólocamente, la búsqueda de un ideal, de una cierta pureza. Pero todo esto era de una forma inconsciente por mi parte. Fue después cuando metieron la nariz al respecto de estas cosas.” Evidentemente, aquí se refiere al dr. Ricklin.

Para poder entender un poco el proceso psicoanalítico, haremos un esbozo de la teoría de la interpretación de los sueños de Carl Gustav Jung: En principio, Jung considera el sueño como un drama interior. Así, el primer paso para entender un sueño es establecer su contexto. Esto significa destramar la red de relaciones entre el soñador y su vida, y descubrir la importancia que presentan las diferentes imágenes.

Hasta donde sea posible, cada imagen o símbolo debe tomarse sucesivamente para acabar de establecer su sugnificado para el soñador, y hasta que todo esto no se haya hecho cuidadosamente no se está en posición de entender el significado del sueño.

“Estrictamente hablando”, un sueño personal surgiría del inconsciente personal y coincidiría copn aspectos personales de la vida del soñador: sueños sobre su propia familia, amigos i acontecimientos diarios de su alrededor.

Solamente un conocimiento del soñador y sus circunstancias inmediatas nos mostrarán hacia qué lado se ha de localizar el énfasis. Jung jamás impone una interpretación al paciente. Jung cree que es más importante para el soñador entender su propio sueño que no que lo haga el analista. Así, idealmente, la interpretación ha de ser el resultado de una reflexión mutua y se ha de llegar a un acuerdo conjuntamente. Gran parte del trabajo del analista consiste en ayudar a sus pacientes a tratar su propio material inconsciente, y les anima de forma que ellos mismos registren sus sueños cuidadosamente.

Trabajando de esta manera en los sueños, el paciente puede desarrollar su independencia y puede aprender, hasta cierto punto, a comprender su propio inconsciente

Todo esto está complementado por las concepciones freudianas. Según éstas, el sueño intentaría siempre conseguir una compensación ficticia para las frustraciones que ciertos impulsos elementales encuentran en el transcurso de la existencia diurna.

Tras seguir todos los pasos, el médico le dijo a Hergé: “No quiero desanimarle, per usted no llegará jamás al final de su trabajo. Es una crisis que ha de asumir usted solo. Yo, en su lugar, lo dejaría todo inmediatamente”. Sin embargo añadió: “Usted mismo ha de exorcizar sus demonios, sus demonios blancos”. Así, como en aquel chiste del hombre que sufre eneurésis (-He ido al psiquiatra -¿Te ha curado? –No, pero ahora me da lo mismo), Georges acepta el hecho de no ser inmaculado, acepta la culpa del abandono de su esposa Hergée, porque nadie es perfecto.

Aunque desde aquí no pretendemos psicoanalizar a Georges, si que, conociendo el diagnóstico final del médico, podríamos intentar interpretar los siguientes símbolos: La ascensión de los tramos de la escalera de la torre nos harían ver la necesidad de tomar decisiones importantes debido a la existencia de dificultades personales y la búsqueda de la satisfacción de los deseos, así como una “peregrinación metafísica”, el tránsito de un estadio a otro, que se conseguirá, pero siempre con mucho esfuerzo.
Sin embargo, las hojas taparían los peldaños, reforzarían la idea de falta de fuerzas, de abatimiento, tristeza, decaimiento... Serían, entonces, trabas para alcanzar el cielo de “la escalera de Jacob”.
La alcoba representaría la pareja, y al ser inmaculadamente blanca, un símbolo de pureza, el altruismo dentro de la pareja, el amor que significa dar sin pedir nada a cambio
Respecto al esqueleto, éste asumiría la idea de inclinación hacia al pasado, la antítesis de la escalera, de una situación que amenaza desestabilizar la vida tanto del soñador como de las que le rodean, de contradicción sobre los sentimientos dirigidos hacia alguien, hacia su esposa.
Todo esto se uniría al hecho de ser cogido, es decir, la angustia por no poder dominar la situación, pendientes de vínculos o situaciones que no podemos actualizar y que no nos dejan descansar. A continuación, tendría lugar la huida, que refuerza la necesidad de enfrentarse con la realidad y los convencionalismos sociales, y llevar a cabo una búsqueda hacia la estabilidad consigo mismo, hacia una liberación.
Con la aventura de Tintín, el autor hizo al contrario. A partir de una interpretación jungiana (Hergé había leído todos los libros de Jung) construyó un sueño que trasladó al papel.
Así, si tomamos toda la aventura como un sueño, hallamos que la nieve de los sueños se corresponde con algún invierno del alma, con el frío de los sentimientos y da la vida.
Por eso, las claves de los sueños atribuyen siempre a la nueve un sentido de preocupación y dolor. La nieve onírica significa un período de introversión del alma, cuyos componentes sol el dolor y la soledad. El agua condensada en nieve o hielo pertenece al inconsciente que ha perdido su movilidad y su vida.
Respecto a la montaña, ésta representa una dificultad insuperable. Asimismo puede tener el sentido de algo incontestable: la montaña está allí, y es imposible trasladarla a otro lugar. Bien como dificultad, bien como situación inconmovible, la montaña onírica puede dinamizar al hombre o abrumarle.
El color blanco simboliza la conciencia divina.
Todo esto significa un exorcismo para el problema de Georges, según los métodos jungianos.

Con esta aventra Hergé se adentra en otra dimensión: se pone en camino, a la búsqueda de su propio yo, ya que Chang es su doble. Encontrarle es encontrase a sí mismo. Así Hergé usa las aventuras como metáfora: tras Stoc de Coque, el àlbum de la esclavitud, vendrá Tintín en el Tíbet, el álbum en el que logrará su propia liberación.

El camino de la liberación es duro: Tintín abandonará su rutina diaria y la vida burguesa que se describe en Las Joyas de la Castafiore. Entra en un mundo cósmico, donde solamente pueden comunicarse sin palabras unos pocos elegidos. Permanecerá solo, como si hubiese de conquistar este pesado mundo interior, como si hubiese de cruzar el desierto o el mar. Los guías y los porteadores le abandonan. Parte de la impedimenta es dejada atrás, “todo lo que no sea estríctamente indispensable”. La tienda vuela, el infiernillo estalla, tarkey le abandona, haddock rehusa dar un paso más. Milú le traiciona... cada paso más cruel y doloroso que el anterior.
Pero todos regresarán y acompañarán a Tintín en su búsqueda.
Los monjes consagrarán esta iniciativa i darán a los héroes una nueva y poética identidad: Corazón Puro, Nieve de la Mañana, Trueno Tonante, y así revelarán su dimensión religiosa. La más grande amistad o el amor más profundo han de ser reconocidos para poder ser confirmados, para poder recibir el sello de la autenticidad.

Con esta aventura, muy personal, Hergé tropezó con infinidad de obstáculos. Hergé no podía hallar una vía armónica. Visitó al doctor Ricklin, quien le aconsejó interrumpir su trabajo. Pero el demiurgo encuentra el equilibrio en el trabajo que el mismo desarrolla. “Me sumergí en mi trabajo y conseguí acabar la historia”. Es precísamente por esto que Tintín en el Tíbet fue el ábum preferido de Hergé, “porque es en esta historia donde he puesto más de mí mismo”.
Es mi opinión, y yo la comparto

Avatar de Usuario
Scardanelli
General Alcázar (Rango 34º)
General Alcázar (Rango 34º)
Mensajes: 2420
Registrado: 06 Jun 2008, 21:41
Ubicación: Barcelona

Re: Hergé y el Tíbet: Los sueños blancos

Mensaje por Scardanelli » 09 Oct 2009, 22:27

Este texto es extraordinario e incita a la reflexión y el analisis. Enriqueci mis lecturas tintineras al leerlo, y me parece justo darle tambien la oportunidad a los compañeros, aún a costa de abusar de Xifort.

Señalo los puntos que me han estimulado especialmente:

a) Stoc, Tíbet y Joyas forman un ciclo "espiritual", esclavitud y liberación los dos primeros, siendo Joyas "el primer dia del resto de su vida", la burla de ese mundo burgués que Hergé tenía interiorizado.

b) Tíbet es un sueño trasladado al papel. Es la búsqueda de Tchang, que representa al mismo Hergé (la metáfora es maravillosa ). Hergé se encuentra a si-mismo en la cueva-alcoba.

c) Tintín-Hergé queda absolutamente desnudo: la tienda, Tarkey, Haddock, Milú. Será en el monasterio donde todos resurgiran de sus cenizas con una identidad poética.

Pero...

Seguro que los compañeros tienen varias objeciones al texto. Hay varios elementos susceptibles de distinta interpretación. ;)

Buenas noches. :aplaudir:

P.D.Grácias Xifort por traducir este texto. Y enhorabuena Chester, está claro que esos sueños blancos de los que hablabas tenían algo que ver con el tema
La vida sin música sería un error

Imagen
Blog para tintinófilos: http://stratonefh22.blogspot.com/
La web de mi colección: http://stratonefh22.jimdo.com/

Avatar de Usuario
Bigtwin1000
Hernández y Fernández (Rango 37º)
Hernández y Fernández (Rango 37º)
Mensajes: 4977
Registrado: 07 Jul 2007, 22:44
Ubicación: El carguero Karaboudjan

Re: Hergé y el Tíbet: Los sueños blancos

Mensaje por Bigtwin1000 » 09 Oct 2009, 23:06

Xifort escribió:"... Pero todo esto era de una forma inconsciente por mi parte. Fue después cuando metieron la nariz al respecto de estas cosas[/i].” Evidentemente, aquí se refiere al dr. Ricklin...

Vaya... despues de leer esta frase... "metieron la nariz al respecto"... parece que no estaba muy a gusto con el estudio de este tema :eing:

Desde luego, el texto y su analisis es fantastico. Muchisimas gracias al autor y al "promotor improvisado" :bien:

Avatar de Usuario
Scardanelli
General Alcázar (Rango 34º)
General Alcázar (Rango 34º)
Mensajes: 2420
Registrado: 06 Jun 2008, 21:41
Ubicación: Barcelona

Re: Hergé y el Tíbet: Los sueños blancos

Mensaje por Scardanelli » 08 Nov 2013, 20:46

Al loro porque esta es buenísima... meparto_ meparto_ meparto_

Ya sabéis, leído mil veces en mil lugares distintos: "entonces Hergé visitó a Franz Riklin, el discipulo de Jung..."

Pues bien, alguien de LADH se ha dado cuenta de que Rikclin (o Riklin) murió en 1938 jajajaja. Ahora le están dando vueltas a sí el tipo al que se referia Hergé (que le trató a finales de los 50) era un impostor, un tipo que se llamaba igual, o fue un lapsus de Hergé.

Es gracioso ver como los estudios de lo que sea son una especie de bucle de autorreferencias, donde se citan los unos a los otros reproduciendo errores...algunos de bulto como este. prueba_:
La vida sin música sería un error

Imagen
Blog para tintinófilos: http://stratonefh22.blogspot.com/
La web de mi colección: http://stratonefh22.jimdo.com/

Avatar de Usuario
nowhereman
Bianca Castafiore (Rango 33º)
Bianca Castafiore (Rango 33º)
Mensajes: 1505
Registrado: 27 Abr 2010, 11:18
Ubicación: nowhereland

Re: Hergé y el Tíbet: Los sueños blancos

Mensaje por nowhereman » 08 Nov 2013, 21:25

:mrgreen: Así es la cosa, pero eso tampoco es necesariamente malo, si se subsana tarde o temprano... La ciencia avanza así, todo está en continua revisión... meparto_:

Pues informa, porfa palomitas_ Yo de estos temas ni idea (Ya sabes, el psicoanálisis y tal... :mrgreen: bien_: ), aunque total, tanto da... le timaría la pasta, pero afortunadamente no le hizo caso meparto_:

Muy bueno

amigos_
Life is what happens to you while you're busy making other plans
Dr. Winston O'Boogie
((ºJº))

Avatar de Usuario
Scardanelli
General Alcázar (Rango 34º)
General Alcázar (Rango 34º)
Mensajes: 2420
Registrado: 06 Jun 2008, 21:41
Ubicación: Barcelona

Re: Hergé y el Tíbet: Los sueños blancos

Mensaje por Scardanelli » 08 Nov 2013, 22:06

tintín_

Que el psicoanálisis no sea una ciencia (yo creo que no lo es, aunque hay autores que sostienen que sí) no significa necesariamente que no pueda aportar conocimientos valiosos. No lo equipararia a la astrología, el tarot o cosas así. Sé que no has dicho eso, pero al insinuar que es una espécie de "timo" se podría interpretar así. Me considero una persona muy escéptica, no creo ni en Dios, ni en el destino, ni en los fantasmas, ni en nada que se le parezca. Pero no creo que sea un disparate sostener que muchos de nuestros comportamientos son gobernados por lo inconsciente y lo irracional (palabras incómodas en una sociedad que pretende tenerlo todo bajo control). Y tampoco me parece descabellado creer que el eje que mueve todo este embrollo es la pulsión sexual. A partir de aquí, me resulta interesante todo intento de dar un poco de comprensión al tema aunque, y en eso sí te doy la razón, no se hasta que punto las terapias pueden ser efectivas. Pero a Hergé le interesaba todo esto. Personalmente jamás iría a un psicoanalista, y mucho menos psicoanalizaría yo a nadie. Pero sí que me gustaria tener unos conocimientos más profundos sobre la materia, porque creo que es una buena manera de conocerte a tí mismo. bien_:

sombrero_:
La vida sin música sería un error

Imagen
Blog para tintinófilos: http://stratonefh22.blogspot.com/
La web de mi colección: http://stratonefh22.jimdo.com/

Avatar de Usuario
nowhereman
Bianca Castafiore (Rango 33º)
Bianca Castafiore (Rango 33º)
Mensajes: 1505
Registrado: 27 Abr 2010, 11:18
Ubicación: nowhereland

Re: Hergé y el Tíbet: Los sueños blancos

Mensaje por nowhereman » 08 Nov 2013, 22:38

A ver, yo tampoco creo en Dios y añado la opinión personal de que las maguferías varias deberían estar perseguidas por la ley por peligrosas para la sociedad. Del mismo modo intento ser lo mas escéptico posible y creo que el método científico es una de las escasas tablas de salvación a las que la humanidad puede agarrarse.

Pero dicho esto, cuando hablaba de "timo", sólo me refería a si se confirma lo que comentabas (el tipo no era quien decía ser) Amén de que le sacaría un pastizal... :mrgreen:

Por lo demás coincido casi completamente contigo. Sobre la clasificación concreta del psicoanálisis en este sentido, me declaro simplemente ignorante para dar cualquier opinión al respecto. Aunque por lo poco que sé, la literatura al respecto es mayoritariamente de la opinión de no considerarlo un conocimiento "serio". También creo que lo que hoy es "inconsciente" o "irracional", es posible que quizás mañana pueda ser simplemente neurociencia... :mrgreen:

A ver si vamos a poder criticar los pastiches y no al psicoanálisis (es broma)... Lo que está claro es que el consejo que le dio (al que afortunadamente no atendió) era una mierda (perdón)... meparto_:

Respecto al tema que nos ocupa, es innegable que cualquier cosa que interesara a Hergé, a nosotros también nos interesa, al menos como herramienta para conocer su obra.

amigos_
Life is what happens to you while you're busy making other plans
Dr. Winston O'Boogie
((ºJº))

Avatar de Usuario
Scardanelli
General Alcázar (Rango 34º)
General Alcázar (Rango 34º)
Mensajes: 2420
Registrado: 06 Jun 2008, 21:41
Ubicación: Barcelona

Re: Hergé y el Tíbet: Los sueños blancos

Mensaje por Scardanelli » 08 Nov 2013, 23:34

nowhereman escribió: También creo que lo que hoy es "inconsciente" o "irracional", es posible que quizás mañana pueda ser simplemente neurociencia... :mrgreen:
Hombre, pues claro, nos ha jodido... risa: Pero "mañana" yo ya no estare aquí, y "ahora" tengo las herramientas que tengo. pelando_

Y, por supuesto, puedes criticar los pestiches pero no el psicoanalisis... chiste_ amigos_
La vida sin música sería un error

Imagen
Blog para tintinófilos: http://stratonefh22.blogspot.com/
La web de mi colección: http://stratonefh22.jimdo.com/

Responder

Volver a “Tintín en El Tíbet”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado