Tintín y John Wayne: el mismo combate

Moderador: pedrorey

Responder
Avatar de Usuario
zuavo
Coco (Rango 5º)
Coco (Rango 5º)
Mensajes: 44
Registrado: 28 May 2007, 19:11

Tintín y John Wayne: el mismo combate

Mensaje por zuavo » 14 Jun 2007, 15:38

Dos centenarios de "los nuestros"
Tintín y John Wayne: el mismo combate

No se parecen en nada y, sin embargo, ambos inspiran la misma vibración. Hay unas ciertas ideas de justicia, decoro, honor, decencia y arraigo, entre otras cosas, que sitúan al eternamente joven reportero belga y al bronco paladín norteamericano en el mismo lado de la línea: el lado en el que nosotros nos reconocemos. Ahora andamos de centenarios: tanto Wayne como Hergé, el creador de Tintín, nacieron en 1907. Una excusa tan buena como cualquier otra para rendir homenaje a dos iconos de nuestra cultura… y de nuestros principios.


elmanifiesto.com

J.J.E.

Pudo ocurrir que John Wayne, cuando marchó a Irlanda para enterrar su pasado de boxeador fracasado, se encontrara con Tintín. Tal vez en el mismo barco, que, por supuesto, patronearía el capitán Haddock. Tintín estaría regresando de sus aventuras norteamericanas, donde nos dejó claro que el american-way-of-life es un peligroso enjambre de avispas y que los pieles rojas son la verdadera alma de las praderas. En cuanto a Wayne, el prodigioso John Ford le habría sacado un pasaje para convertirse en El hombre tranquilo. Podemos imaginar una partida de póker, ya que no de bridge, entre Haddock y Wayne, bajo cualquier tempestad. Tintín miraría distante y divertido. Wayne todavía no podía saber que su dama de corazones no era la de la baraja, sino Maureen O’Hara, la explosión pelirroja que asciende desde el fondo de las edades célticas de Europa.

Wayne llegó a una Irlanda idílica donde los curas católicos cubrían las flaquezas de los pastores anglicanos. Era la Irlanda que les gustaba imaginar a los corazones europeos trasterrados en América, como el de Ford; una Irlanda que nunca existió, pero que quizás está en el paraíso de los sueños nonatos de Occidente. Tintín, al bajar a tierra, sabía mejor cómo era el mundo: sabía que siempre hay una Sildavia y una Borduria dispuestas a matar por hacerse con el cetro de Ottokar y por los bigotes de Plekzy-Glaz. A Tintín lo habíamos visto buscando el tesoro de Rakham el Rojo y el rastro de una turbia mafia en el Próximo Oriente. Tintín parecía más joven que Wayne, pero en realidad ya era más viejo: llevaba impreso en la frente –justo bajo ese imposible tupé- el sello de siglos de civilización.

¿Wayne? No ha habido mejor jinete, más preciso pistolero, mejor soldado, más torpe amante que este pedazo de individuo que dejó el foot-ball americano para hacerse actor. A los cinéfilos les gusta mucho el Wayne de las primeras cintas de Ford, y sobre todo el de La Diligencia. Gran película, en efecto. Pero a mí me inspira más simpatía el viejo y tuerto alguacil de Temple de acero (Hathaway), con esa figura imposible que fue una forma de decir adiós a la época dorada del western. En ese periplo, toda una serie de valores constantes construyeron el alma del personaje: honor, palabra, sobriedad, sentido de la justicia, coraje, clara noción del bien y del mal.

¿Tintín? El espíritu puro de Europa en un tiempo en el que todos éramos ruinas –y la voluntad de permanecer en pie. A Hergé los aliados le prohibieron publicar: había cometido el delito de seguir dibujando bajo la ocupación alemana. La proscripción duró un año. Después volvió un personaje que ya no tenía la fresca soltura de Tintín en el país de los soviets, esa insolencia del boy-scout que va a redimir el mundo, pero que, a cambio, había ganado en determinación, incluso en obstinación. Lo más interesante es que los valores del joven reportero son los mismos de antes y, por otro lado, los mismos de Wayne: honor, palabra, sobriedad, sentido de la justicia, coraje, clara noción del bien y del mal.

Tintín ya es un clásico. Y todo en él es clásico: el valor de la amistad, la importancia de la valentía, del ingenio y de la voluntad de superación siempre puesta al servicio incansable de la justicia. “Es una escuela de comportamiento que sigue siendo válida y quizás más necesaria hoy en día”, dicen en la editorial Criteria, que ha lanzado una excelente oferta con los álbumes de Hergé (). Una lectura siempre recomendable.

Wayne ya es historia del cine, y también un clásico, pero ese clasicismo no bebe menos en la ética del personaje, que es la ética del héroe. Hoy los héroes del celuloide blasfeman en turco y escupen por un lado de la boca mientras palpan la grupa de cualquier hembra terrible. Hoy los héroes del celuloide se parecen a los malos de Tintín. Wayne habría sabido qué hacer con ellos: una buena azotaina, y fuera de la circulación.

http://www.elmanifiesto.com/articulos_i ... ticulo=356

Avatar de Usuario
Chester
Bianca Castafiore (Rango 33º)
Bianca Castafiore (Rango 33º)
Mensajes: 1635
Registrado: 11 Abr 2007, 17:37
Ubicación: Gran Canaria
Contactar:

Mensaje por Chester » 15 Jun 2007, 00:19

Hola

El centenario es de Hergé, no de Tintín, pero bueno.

Lo cierto es que a los dos -Tintín y Wayne- los han acusado de racismo al primero por la aventura congoleña (o congolesa, que no sé como se debe decir) y al segundo por Centauros del desierto, una gran película bajo sospecha.

Cada uno que opine lo que le parezca.

Hasta pronto
¡Fidji…! ¡Fidji…! ¡Fidji…! ¡Buldú, buldú, buldú! ¡Aya, aya, ayayaaa!

Avatar de Usuario
Xifort
Allan Thompson (Rango 32º)
Allan Thompson (Rango 32º)
Mensajes: 1333
Registrado: 21 Abr 2007, 16:15

Mensaje por Xifort » 15 Jun 2007, 17:47

A ver:

No me parece especialmente acertada la comparación. Por una parte, me gustan las películas de Wayne, por otra es de todos sabido el ideario político de Mr. Morrison.

Los personajes de Wayne, (por lo menos su "modus operandi") a mi entender, no tienen demasiada semejanza con Tintín. Si bien es cierto que Wayne nunca hace de malo, es muy expeditivo y generalmente subvierte el estado de derecho. Demasiado "bronco" el yankee, ciomo dice el artículo.

Por otra parte, Chester, respecto al racismo de los mencionados álbum y película, tenemos que aplicar las siguientes premisas: a) El inductor de Tintín en el Congo es Wallez, casi más autor del argumento que Hergé.
b) Respecto a "The Searchers" (1956), aquí conocida como "Centauros del Desierto", creo que se trata de la mejor interpretación de Wayne. Pero hay que analizar psicológicamente a Ethan Edwards (el personaje que interpreta Wayne) para descubrir los motivos de su xenofobia: el odio de la atormentada víctima. También es interesante plantear la interpretación como una "reductio ad absurdum" del racista. ¿Alguien ha leído la novela de Alan LeMay, del mismo título, en la que se basó el libro, para ver cómo es realmente el personaje?
A mi enternder, mucho más fascistoide es "The Green Berets" (1968).


Por cierto, Georges era sólo 4 días mayor que Michael (lo que va del 22 al 26 de mayo).

Avatar de Usuario
Chester
Bianca Castafiore (Rango 33º)
Bianca Castafiore (Rango 33º)
Mensajes: 1635
Registrado: 11 Abr 2007, 17:37
Ubicación: Gran Canaria
Contactar:

Mensaje por Chester » 16 Jun 2007, 12:49

Hola
Xifort escribió:El inductor de Tintín en el Congo es Wallez, casi más autor del argumento que Hergé.
¡Y menudo carca era el abate!

Lo que ocurre es que eso sólo lo sabe quien lee sobre el tema algo más que el propio álbum. Pero cualquiera que lea por primea vez algo de Tintín y empiece por Los soviets o El Congo, o sea por el principio, quizá no vuelva nunca a leer otro álbum.

En cuanto a Wayne o Mr. Morrison como tú le llamas no sé mucho de él (como de casi nada), sólo que me entretienen sus pelis.

Hace poco creí oír, me parece que por televisión, que cuando Brando envió a una supuesta india Sioux a recoger su Oscar ganado por El Padrino, Wayne se indignó por cuestiones racistas. No sé si es cierto.

Si alguien sabe algo sobre el tema le agradecería la información.

Hasta pronto
¡Fidji…! ¡Fidji…! ¡Fidji…! ¡Buldú, buldú, buldú! ¡Aya, aya, ayayaaa!

Avatar de Usuario
golopu
Zorrino (Rango 26º)
Zorrino (Rango 26º)
Mensajes: 626
Registrado: 12 Abr 2007, 15:06
Ubicación: Majadahonda

Mensaje por golopu » 16 Jun 2007, 20:01

Totalmente de acuerdo con Xifort

Avatar de Usuario
zuavo
Coco (Rango 5º)
Coco (Rango 5º)
Mensajes: 44
Registrado: 28 May 2007, 19:11

Mensaje por zuavo » 17 Jun 2007, 18:37

A mí me la sudan bastante las críticas a John Wayne (o a Howard Hawks o a Peckinpah o a otros mil) por su ideología. Me limito a disfrutar de sus películas y de los valores que transmitían. En La Diligencia, por ejemplo, el personaje de Wayne era el unico que trataba a la puta como a un ser humano. Eso me basta y me sobra.

Eso sí, prefiero mil veces Apocalypse Now a Boinas Verdes, que es tan infumable como El Alamo. Menos mal que Wayne dirigió poco.

Responder

Volver a “Tintín”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado