Tintín en China

Moderador: pedrorey

Avatar de Usuario
Chester
Bianca Castafiore (Rango 33º)
Bianca Castafiore (Rango 33º)
Mensajes: 1635
Registrado: 11 Abr 2007, 17:37
Ubicación: Gran Canaria
Contactar:

Tintín en China

Mensaje por Chester » 21 Ene 2010, 17:30

La edición de hoy del diario El País recoge el siguiente reportaje:

Tintín, a la conquista de China
El cómic más vendido junto con Astérix desembarca en el gigantesco mercado asiático - El Gobierno veta uno de los álbumes por anticomunista
JOSE REINOSO - Pekín - 21/01/2010

Tintín, el legendario reportero obra del dibujante y guionista belga Hergé, se ha embarcado en una nueva aventura en China. Nueve años después de que fuera publicado legalmente por primera vez en el país asiático, el famoso cómic ha sido objeto de una minuciosa operación estética. Las andanzas del periodista y su fiel perro Milú han sido traducidas directamente del original en francés, en lugar de la versión inglesa, para dar un nuevo impulso a la popular historieta con vistas a la llegada de la película de Steven Spielberg sobre Tintín en 2011. El trabajo ha sido llevado a cabo a lo largo de tres años por Wang Bingdong, un profesor de francés de la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín.
"La traducción ha sido una experiencia magnífica y gratificante. He rejuvenecido con Tintín y sus aventuras. Cuando era joven, yo era un fan de Tintín", dijo Wang, de 75 años, durante la reciente presentación de la nueva colección en Pekín. El traductor, que ha prestado especial atención a los nombres y los lugares, ha sido ayudado en algunos pasajes por Pierre Justo, un francés de 44 años, ávido coleccionista de ediciones extranjeras del cómic belga, que vive en Pekín.
Los inefables detectives Hernández y Fernández (Dupond y Dupont, en francés; Thompson y Thomson, en inglés) se llaman Dubang y Dupang, en mandarín. Los exabruptos del capitán Haddock sobre los rayos, truenos y mil millones de miles de demonios, han pasado a ser Tian da lei pi, Que los cielos te castiguen y el rayo te fulmine.
Los relatos del intrépido reportero aparecieron por primera vez en China, de forma pirata, en la década de 1980, apenas iniciado el proceso de apertura y reforma lanzado por Deng Xiaoping. Tenían forma de pequeño libro y estaban impresos en blanco y negro. Hasta 2001 no fue comercializada una versión oficial por el Grupo de Publicaciones y Prensa para Niños, la misma editorial que ha lanzado la nueva traducción, que, asegura, presenta de manera fiel el contenido original.
Pero lo que ni el tiempo ni la colección actual han logrado cambiar es la censura oficial. De las 23 historias creadas por Hergé -cuyo nombre real era Georges Remi (1907-1983)- han sido publicadas 22. Al igual que hace nueve años, la primera, Tintín en el país de los soviets, que apareció en Bélgica en 1929, ha sido vetada por su carácter anticomunista. Los libros han sido editados en dos formatos, uno similar al europeo y otro más pequeño, con un precio de 20 y 12 yuanes (2 y 1,2 euros), respectivamente.
Cuando fue comercializada en China la primera colección legal, se produjo un fuerte escándalo, ya que la editorial china tradujo el título Tintín en el Tíbet como Tintín en el Tíbet chino, sin consultar con los dueños de los derechos en Bélgica. Pekín quiso de este modo reivindicar la pertenencia de la región del Himalaya a China, aunque el año siguiente, en 2002, rectificó el título ante las peticiones de la editorial belga Casterman, que declaró que habían reclamado el cambio "no por razones políticas, sino simplemente para defender la autenticidad del original".
Los mangas japoneses dominan el mercado de las historietas en China, pero los editores de Tintín confían en que la reintroducción del héroe belga aportará un nuevo aire a las ventas. "Éste es un mercado de un tamaño considerable. Por supuesto que hay un aspecto comercial en todo esto, pero se trata también de rendir tributo a Hergé en un lugar que adoraba", señaló Louis Delas, director de Casterman, informa France Presse.
China es el único país que Tintín visita dos veces a lo largo de sus peripecias por todo el mundo. En El loto azul viaja a Shanghai, en la década de 1930, y se pone del lado de los chinos, frente a la ocupación japonesa, lo que siempre le ha despertado las simpatías de Pekín. Pero no lo suficiente para aceptar su anticomunismo ruso.


Hasta pronto
¡Fidji…! ¡Fidji…! ¡Fidji…! ¡Buldú, buldú, buldú! ¡Aya, aya, ayayaaa!

Responder

Volver a “Noticias TV, Radio y Prensa escrita”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado